Edward Carey

,


Edward Carey nació en North Walsham, Inglaterra, duran­ te una tormenta de nieve. Como su padre y su abuelo, ambos oficiales de la Marina, asistió al Pangbourne Nautical College, donde lo más cerca que estuvo de seguir la vocación de su fa­milia fue interpretar a un capitán de barco en un musical de la escuela. Quizá fue en ese escenario donde descubrió su pasión por el teatro, que encontraría su desarrollo natural en sus estu­dios posteriores en la Hull University.

Pero sus grandes vocaciones son sin duda la escritura y la ilustración. Y Little, que tardó quince años en terminar, es la cul­minación de su trabajo en ambas disciplinas. Ha sido publicada ya en 20 países, y su éxito de crítica y ventas no para de aumen­tar. Según el propio autor siempre dibuja los personajes sobre los que escribe, aunque a menudo sus ilustraciones contradicen la escritura, y viceversa. En la que es sin duda su mejor novela, la apasionante biografía ficcionada de Madame Tussaud, no solo no se da esta lucha entre texto e imagen, sino que la unión es de­liciosamente perturbadora, oscuramente perfecta.